LA LLUVIA ÁCIDA

Ésta se forma cuando la humedad del aire se combina con el óxido de nitrógeno y el dióxido de azufre que emiten fábricas, centrales eléctricas y vehículos que queman carbón o productos derivados del petróleo. Éstos se combinan con el vapor de agua formando ácido sulfúrico y ácido nítrico. Después, estas sustancias caen a la tierra con las precipitaciones (la lluvia, nieve y niebla) formando la lluvia ácida, arrastrando estos contaminantes hacia las partes bajas de la atmósfera, depositándolo en las hojas de las plantas, edificio, monumentos y el suelo. La lluvia presenta un pH casi siempre de 5.6 (ligeramente ácido), a causa de la presencia de CO2 atmosférico que forma el ácido carbónico, H2CO3. Cuando la lluvia presenta un pH menor a 5, es considerada ácida, que puede llegar a alcanzar el pH del vinagre, que es 3. Estos valores se alcanzan a causa de la formación de ácidos a partir del dióxido de azufre (SO2), que se libera del humo de los cigarrillos y el monóxido de nitrógeno, convirtiéndose en ácidos, como el ácido sulfúrico (H2SO4) y ácido nítrico (HNO3).

Esquema_lluvia_ácida_(1).pngimagen6.jpg

La acidificación de las aguas de lagos, ríos y mares, ha dificultado el desarrollo de vida acuática, incrementando la mortandad de peces, afectando de igual forma a la vegetación produciendo importantes daños forestales. El carácter corrosivo de la lluvia ácida, afecta a las construcciones e infraestructuras, ya que puede disolver sustancias como el carbonato de calcio (CaCO3), afectando así a los monumentos y edificaciones construidas con mármol o caliza. En muchas partes del mundo está dañando edificios de gran importancia histórica. Por ejemplo, en Polonia el oro que cubre el tejado de la catedral de Cracovia se está corroyendo; En Roma, la estatua de Marco Aurelio, de Miguel Ángel tuvo que ser retirada para protegerla de la contaminación; en Londres la piedra de los muros de la catedral de San Pablo.

image7_(1).pngimages_(1).jpg_44958309_080826_marco_203b1.jpg1260281.jpg



La lluvia ácida se ve y se siente igual que la lluvia normal. El daño que produce en las personas no es directo. Lo que sí es inmediato, es el efecto de los contaminantes que producen esta lluvia llegando a nuestro organismo, cuando respiramos, afectando nuestra salud. Al igual que los humanos, la lluvia ácida no mata directamente a las plantas y árboles, si no que actúa mediante ciertos mecanismos que debilitan a la vegetación, haciéndola más vulnerable al viento, el frío, la sequía, las enfermedades y los parásitos. A pesar de que no afecte directamente en todas las plantas, ésta si afecta de manera inmediata a las hojas de los vegetales, removiendo su cubierta cerrosa, provocando pequeñas lesiones que afectan al proceso de la fotosíntesis, haciendo que las plantas pierdan sus hojas dificultando una alimentación adecuada. En otras ocasiones, la lluvia ácida hace que elementos como el aluminio (bloquea absorción de nutrientes en las raíces), penetren al vegetal, afectando directamente su desarrollo.
cipres1.jpgmosca-blanca-algodonosa.jpg

A pesar de que la lluvia ácida es tan dañina y fuerte, sus efectos sobre ciertos organismos, no son siempre tan exitosos. Por ejemplo, las áreas de cultivo no son tan vulnerables a la lluvia ácida, ya que éstas son abonadas con fertilizantes que restituyen nutrientes y las hace impenetrables de la acidez. La naturaleza también maneja ciertos mecanismos para neutralizar la acidez producida por causas naturales. Por ejemplo el suelo, en especial el calizo (suelo que contiene carbonato de calcio), ejerce una acción amortiguadora que impide que el pH se torne demasiado ácido. Aun así los contaminantes generados por la actividad humana no pueden ser amortiguados.

o_Organis_farming.jpgSEMILLERO.jpg

La lluvia ácida, genera pequeñas partículas que entran en nuestros pulmones, provocando enfermedades tales como el asma o la bronquitis o empeorando las que ya existan. La deposición ácida puede acelerar la movilización y acumulación de metales pesados tóxicos, reflejado en el aumento de las enfermedades cardiovasculares, respiratorias y alérgicas de los humanos. El efecto de los contaminantes que producen la lluvia, llegan al organismo a través de la respiración. El óxido de azufre, genera enfermedades como tos, asfixia, asma crónica y aguda, bronquitis, enfisema, cambio en el sistema de defensa de los pulmones, irritación de los ojos y conductos respiratorios, aumentando así el grado de mortalidad. En cuanto al óxido de nitrógeno, éste agrava las enfermedades respiratorias y cardiovasculares, irritación de los pulmones, afecta y reduce el transporte de oxígeno de la sangre a las células y al corazón, dolor de cabeza, pérdida de la visión, disminución de la coordinación muscular, náuseas, dolores abdominales y eleva los índices de mortalidad por cáncer y neumonías.

1262645957.jpgtos.jpg6cbce_asma-mujer1.jpg

La precipitación de lluvia ácida también ha resultado ser una amenaza para las aves canoras que viven cerca de los lagos ácidos. Como consecuencia, ponen lo huevos más delgados, a causa del aluminio ingerido a través de los insectos de los cuales se alimentaron interfiriendo en la deposición normal del calcio. A causa de esta debilidad en los cascarones, se genera una fragilidad en los huesos de los seres vivos que lo absorben. Se ha observado también que los patos que crecen cerca de ambientes ácidos, se desarrollan 60% más despacio que los que habitan en ambientes no ácidos. Este descubrimiento se dio gracias al Dr. Erick Nilmos. Un estudio del Dr. Harvey mostró también el efecto de la disminución del pH en los huevos de las salamandras, en donde 60% de los embriones mueren con un pH de 5 y sólo 1% muere con un pH de 6. Por otro lado, en cuanto a la vida acuática los efectos negativos de la lluvia ácida, no sólo se ven afectados en los corales, pero también en los huevos de los peces. Los embriones de éstos, no pueden salir de sus huevos con un pH menor a 5, y si éste disminuye, los peces adultos pueden morir, afectando así la biodiversidad a medida que los lagos y ríos se vuelven más ácidos

871159.jpg1273889236KqoSQE.jpg

patos-fondos-pantalla-1024.jpg